martes, mayo 31, 2011

Cinturón negro

Séptima entrada del blog de P* traducida al castellano. Para los que se están preocupando porque sólo hay entradas de P*, tranquilícense, que con la siguiente entrada pasamos los 2/3.

Hola, soy Simón, el nuevo programador. ¿Cómo están?

Yo hice Aikido en Venezuela. Luego de llegar a Japón practiqué un poco más. Yo pensaba que el cinturón negro significaba que uno se había convertido en un experto del arte marcial, que uno ya no era más un discípulo. En mi mente, obtener el cinturón negro era equivalente a graduarse del arte marcial.

Yo estudié computación en Venezuela. Luego de llegar a Japón hice una maestría. En total me gradué dos veces de computación. Yo pensaba que me había convertido en un cinturón negro de la programación. Ya no soy más un discípulo, ahora soy un experto.

Supongo que esa mentalidad es común en occidente. Si uno se gradúa en una universidad, uno está preparado para llegar a una compañía y empezar a trabajar. Como uno ya ha estudiado lo suficiente, no han de quedar muchas cosas por aprender. Creo que por ahí va nuestra manera de pensar.

Cuando en abril del año pasado entré en P* yo tenía esa manera de pensar. Tal vez sea necesario aprender la manera de hacer las cosas de P*, pero no habrá mucho que aprender en cuanto a programación, es lo que yo pensaba.

No podía estar más equivocado. Durante los primeros meses participamos un entrenamiento. Desde el primer día de entrenamiento aprendí cosas nuevas. No sólo eso, sino que cada día de entrenamiento aprendía más cosas.

Luego del entrenamiento fui asignado a una línea de desarrollo. Pensaba que una vez que se ha terminado el entrenamiento, no quedarían muchas cosas por aprender. Sin embargo, no podía estar más equivocado. Ya llevo 10 meses en P*, y todavía estoy aprendiendo cosas nuevas todos los días. De hecho, las cosas que he aprendido durante estos 10 meses me han permitido desarrollar más, y ahora que desarrollo más descubro más cosas que aprender.

Pero, ¿cómo es posible que un cinturón negro de programación todavía esté aprendiendo cosas?

Resulta que yo aprendí una cosa más en Aikido: el verdadero significado del cinturón negro. El cinturón no significa que uno se ha convertido en un experto del arte marcial, sino que simboliza el camino que va desde el cinturón blanco hasta haberse convertido en un discípulo. El significado del cinturón negro es que uno se ha vuelto un discípulo, que uno está listo para aprender.

Finalmente entendí eso que aprendí en Aikido. Cuando uno puede programar es que uno está listo para estudiar programación. Además, entendí que todavía queda mucho por aprender. Es por ello que ahora soy un cinturón negro de la programación: ahora estoy listo para aprender.

7 comentarios:

  1. Muy bueno Simón!
    Volviste ! :D

    Al principio no había entendido esta parte:
    "El cinturón no significa que uno se ha convertido en un experto del arte marcial, sino que simboliza el camino que va desde el cinturón blanco hasTA haberse convertido en un discípulo."

    Lindo mensaje y que bueno que lo hayas compartido con nosotros.

    En la universidad no te "convierten" en Analista o Programador experto. Nos enseñan la base de la programación y el análisis, para luego entender y aprender la profesión.

    ResponderEliminar
  2. William: gracias, corregí el "-ta" que faltaba. Exacto, eso que dices al final es lo que aprendí. Parece que soy uno de los pocos que no entendió eso de la universidad...

    ResponderEliminar
  3. Muy buena entrada Simón
    Yo también aprendí que uno nunca termina de aprender.

    Pero lo bueno es que diste el siguiente paso para iniciar otro camino que es lo que yo también quisiera hacer.

    y es muy bueno ver que sigas actualizando el blog

    ResponderEliminar
  4. :D es cierto uno nunca deja de aprender, ni siquiera acerca de la vida... Pero eso es lo divertido de aprender, uno se sorprende, se alegra, y reconoce que hay mas cosas afuera que desconoce o que no se hubiera imaginado que existían... :D También lo chevere es disfrutar cuando y lo que se aprende :)

    ResponderEliminar
  5. Mucho Éxito, siempre estar dispuesto a aprender es necesario para ajustarte a la exigencias de lo que realicemos. Muchas veces al graduarse en la universidad se pensaba que podrías trabajar en cualquier lugar, pero en general solo tienes las herramientas teóricas...

    ResponderEliminar
  6. Me encantó esta entrada Simón, en realidad no puedo estar mas de acuerdo contigo. Y eso que dices de la mentalidad occidental es totalmente cierto...Yo soy muy conocida entre la gente por mi habilidad para hablar el inglés con fluidez entre otras lenguas y todo el tiempo me encuentro con personas que dicen querer hablar el inglés pero piensan que cuando estén en un curso es que van a aprender y no se interesan de ir aprendiendo de una vez, y otros que hicieron el curso aprendieron lo básico y se quedaron "hasta hay" cuando precisamente hay era cuando estaban listos para aprender mucho más profundamente. Yo nunca he hecho un curso de inglés pero habló mucho mejor que mucha gente que hizo los 10 niveles del curso "y ya". Y en estos 10 años que tengo hablando inglés nunca he dejado de aprender cosas nuevas. Gracias a Dios nunca me deje influenciar por la mentalidad de los otros siempre he querido aprender más.

    ResponderEliminar
  7. a todos: muchas gracias por sus comentarios :D

    Me alegra saber que están de acuerdo, y que la manera en que yo pensaba sí es tan común como presumía.

    ResponderEliminar