martes, agosto 31, 2010

Udón de Sanuki

En el post anterior mencioné que los shakai-jin tienen el derecho de gastarse el dinero de cuanta manera ridícula conciban. No pensé que tendría un buen ejemplo tan pronto.

En Japón está muy difundida la idea de hacer viajes de un día. De hecho, este concepto tiene su propia palabra: higaeri. Yo no sé cómo es la situación en otros países, pero en Venezuela los viajes de un día son la excepción. A mi parecer cansan mucho y no te permiten conocer el lugar con calma.

Sin embargo, los higaeri son la norma aquí. Por un lado, Japón es pequeño, así que es muy probable que hayan sitios de interés que no estén muy lejos. No vale la pena gastar en un hotel si podemos regresar el mismo día. Por otro lado, a los japoneses no les gusta ausentarse de su trabajo, de modo que hacer un higaeri es la única forma de viajar. ¡Qué idea tan loca es esa de agarrar vacaciones para viajar!

Ahora bien, hacer un higaeri de por sí no es algo ridículo. Es razonable ir de viaje a conocer otros lugares. Para que sea ridículo hace falta un objetivo un tanto incongruente, por ejemplo, hacer un viaje para ir a comer fideos. ¡Oh, pero si eso es precisamente lo que hicimos hace un par de semanas! Fuímos a Sanuki, un pequeño pueblo en otra isla, con el único propósito de comer udón, un tipo de fideo grueso hecho de harina de trigo.

¿Por qué Sanuki y no otro lugar más cercano? Porque el udón de Sanuki es famoso por su calidad. Dicen que una vez que comes udón de Sanuki no quieres comer udón en otro lugar.

Sanuki queda en Shikoku, una de las 4 islas principales de Japón. Pero de las 4 islas importante, Shikoku es considerada como la de menor relevancia. En Shikoku no hay ciudades grandes y famosas, no hay industrias, no hay templos populares. Shikoku es vista como una isla rural. Precisamente por esta imagen es que pensé que mis viajes por Japón nunca me llevarían a esta isla. De las 4 principales, ahora sólo me falta Hokkaidô :D

Primero, alquilamos una van. Luego compramos una revista sobre los sitios recomendados para ir a comer udón en Sanuki. A estas alturas del blog no se sorprenderán de que en Japón haya revistas sobre dónde ir a comer qué cosa...





Luego agarramos 4 horas de carretera desde Ôsaka hasta Sanuki.



Como verán, la ruta nos lleva por mar. Tomamos el puente Akashi-Kaikyô que nos lleva a la isla de Awaji, atravesamos toda Awaji y luego tomamos otro puente hasta llegar a Shikoku.





Debajo del segundo puente se forman unos remolinos que son famosos. Son los llamados "Naruto". Sí, tal cual el personaje del animé. O más bien, el personaje lleva el nombre de estos remolinos. Lamentablemente no se formaron en el breve pasar de nosotros sobre el puente.

En el carro íbamos 6 personas entre los que habían artistas, músicos, diseñadores y programadores. Me ahorro las fotos personales porque a los japoneses no les gustan…

Luego de horas de carretera, de ver los dibujos del artista, de escuchar música de animé y de hablar muchas tonterías, finalmente llegamos a Sanuki. No me di cuenta de cuándo llegamos. No hay una puerta ni una señal ni nada. Sencillamente nos paramos en medio de un campo enfrente de una tienda de udón.



Entramos, pedímos udón y nos sentamos a esperar. Así se ve el súper famoso udón de Sanuki:





El de la primera foto es frío, el de la segunda es en agua caliente. Y la manera de comer udón es tomar los fideos, remojarlos en un caldo que típicamente es a base de salsa de soya y cebollín, aunque varía según la tradición de la tienda, y comerlos.





Evidentemente, no agarramos 4 horas de carretera y atravesamos una isla para comer un plato y regresar. No señor, el plan era hacer una peregrinación de udón, visitar tantas tiendas como nuestra capacidad estomacal lo permitiera.

Segunda parada, en una callecita con vista a una montañota, una tienda que es famosa por su tempura de pulpo.







El tempura de pulpo no sabe especialmente bien. Posiblemente lo inventaron para atraer clientes por la novedad. El pulpo te lo entregan entero, y te dan unas tijeras para que lo cortes en pedazos que puedas masticar. Primera vez que como cabeza de pulpo entera. Sabe a concentrado de mariscos.

Tercera parada, tienda enfrente de un campo de arroz. Como nunca había estado tan cerca de un campo de arroz no detuve mi curiosidad.







He aquí el udón de esta tienda.





Aquí le echan huevo de codorniz crudo, papa babosa cruda y algas. Mi capacidad estomacal no lo logró, así que solo comí un huevo sancochado en caldo.



Última parada, helado de udón.



Sabe a caldo de pescado y tiene pedacitos de udón, que como están fríos son chiclosos… No apto para todo paladar. Enfrente de la tienda de helado de udón, que parece ser lo más cercano que tiene Sanuki a un centro de pueblo, había una estatua de un baile local.



Post-última parada, pos-postre: udón con café. No, ya se pasaron de la raya. ¡El udón lo remojan en una tasa de café! Ni lo probé. Suficientes fideos para mí.

Esas fueron todas mis aventuras en Sanuki. La cosa que más me llamó la atención de este pueblo es que el precio de la comida es sumamente bajo. Yo había escuchado de Sanuki antes del viaje, lo que quiere decir que es un nombre que suena, es un pueblo al que la gente va a comer. A pesar de esa afluencia de turistas, los precios de la comida son prácticamente nada. Me da pena con las personas que se pasan todo el día en medio de agua hirviendo preparando udón para cobrar tan solo unos pocos yenes.

Si tuviera que resumir mi imagen de este pueblo en una foto sería a través de la siguiente:



Sanuki es un sencillísimo pueblo de agricultura con algunas montañas a la distancia. No hay nada que ver y no hay nada que hacer que no sea probar udón.

De regreso en el carro nos tocó más horas de carretera en las que hablamos aun más tonterías. Una cosa que me fascinó durante todo el viaje es que el artista no paró de dibujar nunca. Se trajo un cuaderno de bosquejos gigante y sin importar curvas ni baches dibujaba. No le pregunté porqué dibujaba tanto. Pensé que podría ser para practicar, para ser mejor artista en la compañía. La otra posibilidad es que se hizo artista porque le gusta dibujar constantemente, y ese es su hobby. El punto es que de tanto dibujar, eventualmente pasó a dibujarme a mí. Así me veía yo cuando volteaba para hablarle.



Y es así que luego de visitar 5 tiendas en un pueblo de arroz agarramos el camino de vuelta. El sol no esperó por nosotros. Cuando llegamos al puente para retornar a la isla principal ya era de noche. Eso fue muy bienvenido porque nos permitió ver la otra faceta del famoso puente Akashi-Kaikyô:











Y ya. Eso fue todo. Fue un viaje sin ningún punto alto. No hay historias súper interesantes, no pasó nada extraordinario, no hay grandes vistas que mostrar. Nos montamos en un carro, 4 horas, comimos fideos, carro de regreso… Si yo fuera un lector pensaría que los japoneses están locos. De hecho, como extranjero  este tipo de viajes me parecen un tanto excéntricos. Sin embargo, como participante me gustó el viaje. Las semanas previas estuvieron cargadas de estrés en la compañía. Poder salir a respirar un aire distinto (¡en otra isla!), sin apuros, bromeando con amigos, probando el mejor udón de Japón, fue muy relajante.

Y a todas estas ¿Qué tan bueno es ese udón de Sanuki? ¿Vale la pena echarse ese viajesote? Para mí no vale la pena. Tal vez porque como poco udón mi paladar no sabe distinguir un udón fino de un udón corriente. Ciertamente, el udón de Sanuki tenía una frescura que no se consigue en las tiendas comunes, pero eso es de esperarse pues lo preparan ahí mismo. Aparte de eso, es como si hubiera comido en cualquier localcito de Ôsaka…

Me pregunto cuál será la siguiente locura que haremos como shakai-jin...

8 comentarios:

  1. Hola Simón! Me gusta mucho tu blog ;)

    Wow, tremendo viaje para comer udón, pero no me sorprende, creo que entendí lo de estos viajes flash. Tengo 20 años y también soy de Venezuela y he ido a Japón en dos ocasiones debido a que mi novio es japonés, en este momento casi que acabo de llegar ;).

    El udón puede parecer una comida un poco rara, especialmente para algunos extranjeros no asiáticos, en mi opinión, debido a que en sus versiones más sencillitas puede parecer desabrido e incluso en las más cargadas el sabor sigue siendo bastante suave (bueno, excepto por lo del udón con café hehehe).

    Sin embargo esta vez pude hacer del udón uno de mis platos más habituales hehe. Incluso pude disfrutar uno con huevo de codorniz crudo también (en otro momento no me lo hubiera creído) y es uno de mis platos favoritos (aunque no le gana a mi amor por el okonomiyaki y el tonkotsu raamen jeje) aunque no sé cómo hiciste para comer esa cantidad de udón, haha y tan particulares hehe.

    Entre otras cosas, mi novio es de Akashi! Me había mostrado las fotos de ese puente también pero debo decir que tus fotos se ven súper! mejores que las que él me había mostrado.


    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu blog, tanto que ya ni recuerdo como diablos llegue aqui jaja ... pero ya lo anote a los fijos del fin de mes

    Ese udón con huevo crudo se ve epico!

    saludos desde Perú

    ResponderEliminar
  3. Wow me encanta leer tu blog, es fascinante saber cada detalle de la vida en Japon
    Me encantaria ir algun dia y conocer con mis propios ojos ese pais tan increible y distinto xD soy de argentina y no hay mucho que ver aca (quizas solo lo diga por costumbre.. encuentro mil veces mas interesantes las costumbres japonesas)
    Me alegro que hayas tenido la oportunidad de vivir alli y que nos estes contando como es tu vida :)
    Tal vez algun dia cuando termine mis clases de japones para principiantes tambien vaya xD aunque de visita claro, que japon es el lugar mas caro para vivir y yo apenas tengo ahorrados unos pocos pesos jaj
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Wow simon en realidad lo unico que me aburre de los japoneses es ese asunto que la vida de ellos gira en torno al trabajo,... Yo pienso que hay que trabajar para vivir, no vivir para trabajar,.. Yo vivo en Puerto Ordaz, edo Bolivar aqui en vzla; y para mi un viaje turístico de 4 horas sería ir a la playa en Puerto la cruz, creo que jamas me iria para alla y regresaria el mismo dia sería super chimbo, pero aqui en vzla para mi la opcion mas viable para hacer un viaje de un solo día es por ejemplo si una persona vive en caracas o en Maracay me parece muy chévere irse solo a pasar el día a la Colonia Tovar hay uno come algo, pasea, agarra aire fresco y te devuelves... Para mí eso si es un viaje ideal de un día.. En Junio de este año he cumplido 2 años leyendo fielmante tu Blog,..gracias por seguir pendiente de tus lectores..

    ResponderEliminar
  5. excelente blog :)
    lo encontre hace unos 3 dias y ya me lo lei entero xD
    te envidio mucho, entre a estudiar Ingenieria Plan Comun recien en marzo y llevo ya un semestre... Aun estoy entre Ingenieria industrial y ingenieria en computación, pero leer tu blog me ha abrido un mundo totalmente nuevo sobre la programacion... el proximo año iba a empezar a tomar un curso de japones, ya que la cultura me fascina y siempre he querido viajar alla... antes de tu blog veia como imposible y lejano vivir en Japon, que siempre habia sido mas como un sueño inalcanzable que una posibilidad remota, pero ahora siento que es para lo que me meti a estudiar ingenieria y es una razon de mucho peso para cuando tenga que escoger especialidad y escoja Computacion :)
    Espero algun dia tener la mitad de suerte que has tenido y tener el agrado de vivir en una cultura tan hermosa y fascinante como es Japón

    Este blog se va directo a mis feeds, al igual que tu tweeter :P
    Que tengas mucho exito en lo que haces, de verdad es de la suerte de unos pocos salir con una sonrisa del trabajo, aunque ojala fuera la regla

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. ¿has visto la película Udon? este post la resume perfectamente!! la peregrinación del Udon!!

    ResponderEliminar
  7. hola simon, soy miguel de venezuela el proximo año me graduo en diseño grafico, y pienso aplicar para la beca en un postgrado el año que viene, tengo varias preguntas que hacerte sobre el proceso y tambien otras cosas si estas dispuesto a contestarme por favor escribeme a tecnomiguel@hotmail.es

    ResponderEliminar
  8. Yoselin: ¡Sí, el tonkotsu raamen es demasiado bueno! Gracias por el comentario de las fotos :D

    Tamara: no te rindas con la clases de japonés, de otra forma te va a costar mucho comunicarte aquí cuando vengas de paseo ;)

    Amanda: Exacto, viajes de un día en Venezuela = Colonia Tovar ;) ¡Wow! Muchas gracias por seguir el blog durante dos años, con toda sinceridad.

    Cristian: gracias por tus comentarios. Ánimo con esa vía que estás escogiendo. Meterse en la cultura japonesa no es tan fácil.

    Nodami: No sabía que había una película sobre la peregrinación del Udón... ¿es recomendable?

    Anónimo/Miguel: ya te escribí a tu email. Sin embargo, no tienes que dejar tu email en público, en la barra de la derecha hay un link para conseguir mi email: http://scr.im/534f

    ResponderEliminar