lunes, abril 30, 2007

Clases de japonés

El día lunes siguiente a mi llegada nos recibieron en Handai (abrv. Ôsaka University en japonés) con un examen de nivelación. Los profesores de japonés ya tenían los resultados de los exámenes de la embajada y de acuerdo a los mismos repartieron distintos tipos de evaluaciones.

Los niveles de estudio del curso intensivo se encuentran discretizados en cuatro bloques: A, no sabes realmente nada o muy poco, sus primeras lecciones son los silabarios; B, en teoría intermedio, medio lees y escribes, puedes mantener una conversación básica; C, avanzado, sabes muchos kanji, puedes hablar sin ningún problema en la calle; y finalmente el nivel en que no necesitas clases, ya eres autosuficiente.

El problema con esta partición del conocimiento del japonés es que es muy burda, separar a las personas en solamente tres cursos es poco práctico. Así empezaron mis problemas con el estudio…

Para empezar, el examen que me asignaron era del nivel C, me impresionó y agradó, pero en verdad yo me consideraba material del nivel B. A pesar de haber estudiado hasta quedarme dormido sobre los libros un par de veces no salí muy bien en el examen, estaba muy bien diseñado. No lo logré. Recibí otro set de exámenes por parte del profesor del nivel C una vez que me había corregido. Eran los del nivel B. Estos sí que los reventé, para estos sí que estaba preparado, definitivamente este era mi nivel.

La profesora del nivel B al corregirme dijo que yo estaba demasiado preparado para la clase intermedia y que me aburriría en el aula. Me debía quedar en el siguiente nivel. El profesor del nivel C dijo que no estaba suficientemente preparado para su curso y que me debía quedar en el anterior. Más pudo éste y al final quedé en el B. Bien por mi, estaba donde pensaba que debería estar.

Las clases empezaron el día jueves. Esos dos días de no-clase fueron de recepciones y tours por la universidad. Me alegró mucho ver la bandera de siete estrellas de Venezuela durante la ceremonia de inauguración en el Meeting hall Icho (árbol japonés, símbolo de Handai).

El día jueves publicaron la lista oficial. Oficialmente estaba en la clase C. Le sube a uno el ánimo que en Japón piensen que su nivel de japonés sea avanzado, pero no todo es color de rosa. Tengo 7 materias, todas sobre japonés, y todas en japonés. En otros niveles se apoyan con el inglés, pero en este si no entiendes algo te tratan de explicar en japonés, a veces no es trivial.

Mi primera clase no estuvo tan mal, pude entender bastante. La siguiente clase fue terrible. "Grammar and technical reading", el texto que teníamos que leer no llegaba a página y media, y yo no pude pasar del primer párrafo. Habían tantos kanji insospechados, las cosas que sí podía leer no entendía su significado y los que sí entendía su significado no los podía leer, tal cual. Luego la profesora empezó a leer en voz alta y ni remotamente podía seguir su velocidad. Para la parte de comentarios sobre la lectura y enseñanzas de gramática ya estaba frustrado. En verdad no entendía nada. Decidí que era mucho nivel para mi y que pediría cambio para el nivel B. Al final de la clase me quedé para conversar con la profesora y comentarle mi mediocre plan. Otras personas se quedaron también con la misma intención. La charla con la profesora (en un frustrado inglés) nos dio a entender que pertenecemos a ese grupo de personas que están atrapadas entre dos nivels debido al burdo particionamiento de las habilidades lingüísticas de los estudiantes. Mi nivel real está en algún punto entre B y C. Si lo deseamos somos bienvenidos en el nivel anterior, pero no nos será de tanto provecho. Nos pidió que probáramos una semana antes de decidirnos finalmente.

Actualmente terminé mi segunda semana del nivel C, estoy trabajando duro y aprendiendo mucho. Me repito constantemente que esto no está trivial, pero vale la pena. En estas dos semanas he pasado de no poder leer mucho en la calle a entender unas cuantas palabras, y con suerte una oración completa.

Las clases de gramática siguen difíciles, pero ahora las preparo con antelación y puedo entender mucho más. Mi clase favorita es la de escritura técnica. Entiendo todo lo que pasa y me parece sencillo. Gracias a Dios puedo escribir mucho. Una buena parte de los compañeros tiene problemas en llegar al mínimo de caracteres en las tareas, yo tengo problemas en decidir que dejar de decir.

Definitivamente la profesora más divertida es una que dicta el curso C. Parece sacada de un anime (animaciín japonesa). Se presenta a sí misma como una persona feliz y dice que se debe a que uno de los kanji en su nombre significa felicidad. Su cosa favorita en la vida es enseñar japonés, lo que más odia en el mundo es que la gente llegue tarde. Habla de una manera muy exagerada, igual con los gestos e interjecciones, su entonación del idioma es muy al estilo de la televisión, pero eso la hace muy divertida y simpática. Siempre me saca una carcajada con sus morisquetas de comiquita.

El grupo del nivel C es bastante heterogéneo. Filipinas, Israel, México, Tailandia, etc. Gente que tiene por buena costumbre bañarse todos los días. En otros cursos no ocurre lo mismo y han tenido que ingeniárselas para crear corrientes de aire con las ventanas de modo de tener aire fresco a la mano. Por el momento he corrido con suerte.

No me queda más que dedicarme mucho a aprender lo más que pueda, despues de todo lo necesitaré para cuando tome clases reales de la maestría. Buena suerte a mi…

2 comentarios:

  1. Hola Simon. No se ve facil lo que estas haciendo. Espero que aprendas rapido. Unas preguntas: cuando realmente empiezas la maestria? como es el tema de la inmigracion en Japon?.

    PD: Para aquellos con la pregunta de la poceta, aqui encontre un video de mucha ayuda: http://www.youtube.com/watch?v=DXLKy9bsAGY.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Jorge Duque4/5/07 07:19

    http://www.asahi-net.or.jp/~AD8y-hys/movie.htm

    ResponderEliminar