domingo, octubre 08, 2006

La llamada…

Luego de haber entrevistado a todos los aspirantes los miembros del jurado debían escoger a los 6 pre-seleccionados para la beca más 2 personas como suplentes. Las últimas entrevistas eran el día jueves, así que uno supondría que para el lunes siguiente ya tendrían los resultados.

El viernes siguiente a mi entrevista, como a eso de las 15:00, estaba en la oficina de Watanabe-sensei en el Nihongo Kaiwa Club (Club de Diálogo en Japonés). Ahí nos reunimos estudiantes de japonés que ya han terminado todos los niveles de los cursos que ofrece la universidad para practicar la conversación y no perder la habilidad. De repente, llama a mi teléfono celular un número no registrado:

  ???: "Buenas tardes señor Simón, le habla Máximo de la Embajada de Japón. Es para informarle que ha sido pre-seleccionado como becario."
  yo: "… !"
  Máximo: "¡Felicidades!"
  yo: "… ¡Muchas gracias!"
  Máximo: "Es importantísimo que se venga ya mismo a la embajada, tiene que realizar unos trámites burocráticos inmediatamente."
  yo: "¿Tiene que ser ya mismo? ¿No es posible que vaya el lunes a primera hora?"
  Máximo: "No, tiene que ser ya."
  yo: "Pero el tráfico en Caracas a esta hora un día viernes no es fácil. Tal vez me tarde un par de horas en llegar ¿Hasta que hora van a trabajar en la embajada?"

Y como iban estar hasta la 17:30 tenía oportunidad de llegar. Salí corriendo a buscar mis cosas y de paso avisarle a todos que me iba a Japón; gritos y felicitaciones por aquí y por allá. En el instante siguiente ya estaba en el carro rumbo a La Castellana, la embajada esta rodeada por todo el tráfico de Caracas.

Hubo más o menos tráfico, principalmente estaba concentrado cerca de la embajada. Llegué a tiempo. En la embajada Isaías Oliva y Ángela Moreno, quienes también habían sido llamados, esperaban por el mismo papeleo que yo. El primero también estudia japonés con Kodani-sensei, es Ingeniero de Materiales de mi Alma Mater y creo que el post-grado que va a realizar tiene que ver con materiales de circuitos electrónicos. Ángela hizo el pregrado en los Estados Unidos, en Ringling School of Art, creo que su título es Ilustradora. El postgrado que quiere hacer es sobre manga (historietas/comic japonés). El de ella me parece el postgrado más original y divertido, es muy particular ir a estudiar manga, y además es algo muy japonés. Me imagino que ella está realizando el sueño de miles de personas, convertirse en un mangaka de verdad (mangaka: artista de manga). Hay tantas personas que siguen estos géneros japoneses en el mundo, y al principio siempre dicen que cuando crezcan serán dibujantes o animadores, pero la gran mayoría cambia de parecer o se ve forzado a seguir otro camino. Por ejemplo, una vez, en uno de los concursos de discurso en japonés, una de las muchachas que participó dijo que alguna vez tuvo un sueño similar: ella veía animé de pequeña, cosas como "Los Caballeros del Zodíaco" o "Sailor Moon"; a ella le gustaba mucho; por las noches se ponía a dibujar para mejorar sus trazos y algún día ser dibujante de animé. Sin embargo, su situación no se lo permitió y tuvo que seguir un camino profesional normal en Venezuela. Espero que Ángela aproveche este post-grado por todos aquellos que no lo logran.

Volviendo al tema, en la embajada nos atendió Yuko-san. Nos entregó un sobre con una planilla que nuestro futuro tutor de la maestría debe llenar, es una planilla de aceptación por parte del tutor. La urgencia radica en que se debe entregar a la embajada esta planilla firmada por el tutor antes del 20 de agosto. Dos meses parece mucho, pero hay que contactar a las universidades, buscar un tutor que te acepte, enviar los papeles a Japón, luego esperar a que los devuelvan, etc. Adicionalmente a la planilla nos entregaron información de contacto de las universidades que seleccionamos y me entregaron el siguiente certificado de pre-selección:



Ahora, ¿por qué pre-seleccionados y no seleccionados? Resulta que las embajadas no son las que al final deciden quiénes son becarios, es el gobierno de Japón. Las distintas embajadas se encargan de postular candidatos para la beca y de enviar al ministerio de educación de Japón los papeles de aquellos que en su juicio son los más idóneos para recibir la beca. La planilla de aceptación es parte de los papeles que han de enviar. Puede darse el caso de que alguien pre-seleccionado por una embajada sea rechazado en Japón. Hay rumores de que eso pasó una vez aquí en Venezuela.

Ese día en la noche unos amigos de la universidad y yo salímos a cenar pizza para festejar que me habían pre-seleccionado.

Ahora tengo que terminar de afinar los detalles sobre la tesis con el profesor Toru Ishida de la Universidad de Kyôto para que luego firme la carta de aceptación.

2 comentarios:

  1. Hola Simón, Me llamo Ricardo y estudio Administración de empresas en la Universidad José Antonio Páez, tabiém tengo planes de concusar para una beca a Japón y quería preguntarte si ¿Es necesario tener un tema o la tesis lista (excluyendo la de pregrado) para calificar?

    Mi correo: rtinto7@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. rtinto7: entre los papeles que piden hay una explicacion de que es lo que quieres investigar en Japon, asi que es necesario que tengas una idea mas o menos solida de tu tesis.

    Siempre puede cambiar con el curso de tu estadia aqui, o al consultar con tu tutor.

    ResponderEliminar