jueves, septiembre 21, 2006

La entrevista

De los ~50 aspirantes que presentaron los exámenes de idiomas se escogieron 15 para pasar a la fase de la entrevista. Esta escogencia se basa en los documentos consignados a la embajada y al rendimiento en las evaluaciones de idiomas.

El miércoles 21 de junio a las 16:00 me tocaba la entrevista en la embajada. Como llegué temprano me fuí al McDonald's de enfrente a tomarme un capuccino frappé para distraerme y relajarme un poco.

En la embajada habían dos aspirantes antes que yo esperando por ser entrevistados. Vi salir de su entrevista a Ken Najima, por su actitud, y la de quien lo conducía afuera, parecía que le fue bien. Entró un muchacho de los que esperaba, a la media hora salió pero un poco cabizbajo… luego le tocó a la muchacha, me parece que su nombre es Ángela, pero no me fijé cómo salió porque estaba pensando que ahora era mi turno.

Me recibió Máximo, uno de los que trabaja en la embajada. Me condujo a la misma sala para eventos donde se realizaron los exámenes de idiomas, sólo que esta vez había una mesa y silla para el entrevistado y los jurados estaban todos sentados en una fila un poco más allá, era bastante intimidatorio.

Uno siempre escucha rumores sobre la entrevista, que son cuatro jurados, que la entrevista es toda en inglés con algunas preguntas en japonés, etc. En realidad eran cinco personas: el agregado cultural Kawamoto-san, Yuko-san, Máximo y dos ex-becarios. La entrevista es en español con dos o tres preguntas en inglés y, si lo hablas, en japonés. Por ejemplo, en inglés, me pidieron que hablara sobre qué deportes practiqué o practico y me hicieron otras preguntas por ese estilo; en japonés me preguntaron cuánto tiempo tenía estudiando el idioma (como 3 ó 4 años), qué es lo que me parece más difícil del mismo (los kanji, sin duda) y me pidieron que me presentara:

  hajimemashite
  mucho gusto
  watashi no namae wa Shimon desu
  de mi el nombre Simón es
  dôzo yoroshiku
  encantado de conocerlos

Creo que esperaban algo más que la introducción básica, pero bueno, al final lo que les interesa es tu desenvolvimiento hablado.

No me parece ético que publique qué otras preguntas se hacen en la entrevista, pero sí que la idea es conocer las perspectivas del candidato al querer estudiar en Japón.

Me parece que los jurados recibieron muy bien mi participación, excepto por uno de los ex-becarios. Él no estaba conforme con mis planes de hacer un doctorado y luego querer entrar en la industria; desde su visión, un doctorado está elaborado para aquel que desea dedicarse a la investigación académica. También le pareció que mis planes a futuro tenían mucha incertidumbre, o que eran muy vagos. Sentí que tenía una fuerte oposición en él.

Al concluir, Máximo me condujo afuera del salón. Salí bastante feliz, aunque un poco con la preocupación sobre la opinión del ex-becario.

El día jueves continuaron las entrevistas. Ahora era momento de esperar quiénes de esos 15 serían definitivamente los pre-seleccionados para la beca.

1 comentario:

  1. Hola!!.
    ¿esta embajada es en Venezuela?
    ¿quedaste para la beca?

    ResponderEliminar